Elegir ser Libre

Elegir ser Libre 1

Me encontraba en la playa y estaba hablando por teléfono con mi hermana mientras buscaba un lugar en la arena en dónde sentarme, pero había tanta gente que llegué hasta el final y no encontré nada.  Habían casas de madera detrás de mí y las palmas en vez de estar en la arena estaban en el agua.  De momento el agua se empezó a echar hacia atrás y había mucha gente confundida, y fue tan rápido que sucedió que no tenías ni un momento para pestañear.

Rápido pensé que tal vez era un tsunami hasta que mire hacia el mar y me di cuenta que si lo era porque al final se veía el agua blanca casi como espuma y ahí pude ver que era la ola que venía trayendo el agua de vuelta a toda velocidad.  Y ahí empecé a gritar tsunami, tsunami.  Y todo el mundo empezó a correr.  Para este entonces ya yo había colgado el teléfono y avancé a correr de igual manera, pero estaba al final y sentía mis piernas muy pesadas, como sino me pudiera mover lo suficientemente rápido.

Llegué hasta unas escaleras que daban acceso a la carretera; al subirlas me encontré a un hombre de pelo largo, no recuerdo su rostro específicamente pero si que sentía que lo conocía, era Jesús.  Le dije: “¿Qué hacemos? Viene un tsunami no hay forma de escapar.”  El calmadamente me dijo: “ve allí y bautiza a las personas.”  Yo lo miré asombrada pero hice lo que me pidió, me di vuelta y volví a la playa.

Al llegar, mi familia ya estaba ahí esperándome, mi nena grande estaba con mi tía arriba en las escaleras en un balcón, al lado de la carretera, pero sentía en mi ser que estaba segura, que no tenía de que preocuparme.  Mi familia y yo hicimos un círculo y empezamos a orar mientras tenía a mi nena pequeña en mis brazos.

El agua empezó a entrar y nos llegaba hasta la cintura, pero no nos movía, permanecimos en el mismo lugar orando.  A nuestro alrededor podía ver como el agua destruía todo a su paso.  Sólo a mi derecha veía que habían dos o tres personas orando también con sus manos recostadas de la pared apoyándose de ella de espaldas al mar.  También vi como cuerpos salían como torpedos de las casas de maderas con la cabeza y parte del cuerpo visible, el resto del cuerpo incrustado en la madera.

Era algo impresionante, pero aún más como nada de eso nos tocaba.  De momento apareció el hombre que me encontré arriba de las escaleras.  Y me dijo: “Prepárate porque ahora viene lo malo.”  Yo podía sentir lo malo rodeándome, en este caso yo sabía que se refería a algún tipo de maldad.  Mi primera reacción fue soltar la bebé y la tire a los brazos de mi hermana con el agua ya casi al pecho de nosotros.  Y rápidamente sentí que algo me haló hacia el mar con tremenda fuerza, pues yo me encontraba en todo momento de espalda al mar.

Yo sentí un gran temor y abrí mis ojos con asombro y miré al hombre al que reconocí por Jesús, el extendió sus brazos hacia mí para que yo eligiera si tomarlos o no.  Lo cual yo extendí mis brazos inmediatamente y en un parpadeo el me haló hacia él y me encontraba en sus brazos protegida y segura.  Toda mi familia miró con asombro sus rostros cambiaron de temor a alivio en un instante. Luego de ahí me desperté con un gran alivio y alegría porque mi Dios jamás me abandona, ni a ninguno de nosotros.

Les admito que aún al día de hoy sigo esperando por esa maldad que viene a halarme y siento temor, pero luego recuerdo el sueño y sólo sonrío.  Porque aún así Dios me está dando la opción de tomar sus brazos, él desea que nosotros elijamos tomarlos porque él tiene nuestro mayor bienestar en mente en todo momento.  De igual manera él nos ofrece su ayuda, amor y perdón sin restricciones, ni condiciones, pero debemos decidir y/o elegir recibirla para así ser libres.

Anuncios

Beauty Sleep- Cameron Dokey

beauty sleep- cameron dokey

Esta historia es una versión de la bella durmiente, pero para mí se va un poco más lejos de ella.  Para mí esta es la versión adulta, y me encanta la forma en que el autor lo hace un poco más complicado.  Ella pone muchos más detalles para que te enamores de todos los personajes, dándole un giro de ambos intriga y esperanza cuando no hay ninguno.  No voy a entrar en todos los detalles de cómo va la historia, no quiero echarlo a perder para los que no lo han leído, pero si te encantó la película de Disney de la bella durmiente te encantará esta historia aún más.

Mi cita favorita de este libro y que siempre recuerdo: “Mantén lo que guardas en tu corazón seguro y firme.”  Me relaciono con esto cómo una cosa tan simple que uno tiene en su corazón, tan profundo que no te atreves a compartirlo con nadie que realmente puede salvarte de tus demonios y hacer la vida un poco más soportable.  Esa frase siempre me trae de vuelta cuando me estoy preocupando demasiado, cuando estoy triste, deprimido o me siento miserable.  Esas cosas que poseemos en nuestro interior ya sea amor, amistad, esperanza, o sólo una parte de nuestro corazón que le hemos dado a alguien, esas cosas nos mantienen aquí un poco más de tiempo.

Beauty Sleep2

This story is a retelling of sleeping beauty, but for me it’s a little far from it.  For me this is the adult version, and I love how the author makes it a little more complicated.  She puts much more detail for you to fall in love of every character, giving it a twist of both intrigued and hope when there’s none.  I won’t go into many details as of how the story goes, I don’t want to spoil it for those who haven’t read it, but if you loved the Disney movie of sleeping beauty you will love this story even more.

My favorite quote of this book and one that I always remember: “keep what you hold in your heart safe and strong.”  I relate this with how a simple thing that you hold in your heart so deep that you don’t dare share with nobody else can actually save you from your demons and make life a little more bearable.  That quote always brings me back when I’m worrying too much, when I’m sad, down or feeling miserable.  Those things you hold inside you, whether love, friendship, hope is or just a part of your heart that you have given to someone, those things keep you here a little longer.