Valle De Sombra y De Muerte

death-valley-207270_960_720

 

Tuve otro sueño y aunque no recuerdo la fecha exacta sé que fue antes de la época navideña del 2017.  Tampoco recuerdo todos los detalles, pero si lo que más me impactó.

Me encontraba en un cuarto que parecía ser dentro de un edificio tipo capilla o iglesia y unas personas me estaban enseñando un libro muy peculiar.  Era grande y con unas ornamentaciones incrustadas en la portada/solapa del libro.  Por dentro era aún más extraño con símbolos y letras que no entendía.  Las personas que estaban conmigo era un hombre y una mujer, nunca los había visto antes y aunque no recuerdo sus rostros en el sueño yo los conocía y no podía evitar sentirme un poco incomoda de las cosas que ellos me estaban enseñando y diciendo.  Era ese presentimiento de que estaba en un lugar donde no debía estar.  Yo les seguí el paso a pesar de lo que sentía era como una advertencia.  Dentro de mi ser yo lo sabía, pero decidí esperar a ver hasta dónde llegaban con esto.

 

Luego en el sueño me encontraba en un vehículo que no reconocía, y por el interior sabía que era un carro antiguo.  La mujer iba guiando y el hombre estaba al lado mío y me empezó a mirar como si pudiera ver dentro de mi ser, sentía que estaba juzgando cada parte de mi esencia hasta estrangular mi alma.  No dejó de mirarme hasta que notó una pulsera que yo tenía en mi brazo con una cruz colgando y yo estaba sentada al lado de la puerta y también estaba llena de muchas cruces.  El al ver esto reaccionó de manera despectiva e indiferente, se echó a un lado como si yo tuviera algo contagioso.  Y me cuestionó por qué yo tenía eso y cuál era el propósito.  Yo miré la pulsera y solo le dije “I walk with Jesus” “Yo camino con Jesús.”  Inmediatamente que yo dije esto su semblante cambió y su rostro estaba lleno de maldad e ira.  Se sentía el ambiente pesado.  A la misma vez que su rostro cambió yo sentí como algo me envolvió y me protegía.  Salió fuego de su boca y empezó a tirarme a la cara y no me pasó nada, rápidamente me lancé del carro por la puerta y empecé a correr.  Sentí que me estaban tirando algo en la espalda y cuando volteo estaba él parado con la puerta del carro abierta lanzándome bolas de fuego por su boca y ninguna me hacía daño.  Yo solo seguí corriendo y me sentía flotando, casi como si pudiera volar, sentía que era invencible.  No volví a mirar atrás, solo seguí corriendo sin parar hasta alejarme de ese sitio y esas personas.

 

Desde aquel sueño no me olvido como yo le dije a esa persona “Yo camino con Jesús” y no puedo evitar sonreír.  La manera en que la muerte y la oscuridad me rodeaba y cómo trataba de manipularme y de chantajearme, una sola frase me dio la confianza de saber que Dios siempre a mi lado está.  No importaba lo que tratara de hacer el enemigo mi fe prevaleció y el amor y protección de mi Dios me ayudó a caminar en el valle de sombra y de muerte y salir invencible enfrentando cualquier adversidad.

Anuncios